Niños de la Calle: El duro proceso para salir de ella

Niños de la Calle: El duro proceso para salir de ella

Conforme pasan los años, el fenómeno de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes en situación de calle no disminuye. Esta población es expuesta todos los días a las realidades y peligros en los que se encuentran inmersos. Es por ello que, te contamos cómo es el duro proceso para salir de la calle.

¿Cómo es la vida en calle para los NNAJ?

Los niños, niñas, adolescentes y jóvenes (NNAJ) experimentan un proceso de callejerización antes de su arraigo. Es por ello que, el concepto de callejerización nos permite visualizar el complejo proceso de encuentro y permanencia en calle, identificándose como: “el proceso identitario de la adaptación a vivir en la calle. Toda transición del hogar a la calle involucra la ruptura de los vínculos familiares, así sea motivada por abuso, desplazamiento, sobrevivencia o la búsqueda de libertad” (Strickland, D. 2015).

Existen distintos factores desencadenantes para que los NNAJ tengan como única opción de vida la calle; por ejemplo, la pobreza e inestabilidad material, el uso de sustancias y los conflictos familiares asociados con la violencia por mencionar algunos. Estos factores conllevan una salida del hogar en la mayoría de los casos, creando vínculos con sus pares en situación de calle para poder sobrevivir en ella.

Sería erróneo generalizar el fenómeno diciendo que todos y todas las NNAJ pasan por el mismo proceso entre el hogar de origen y la calle, ya que su experiencia de vida y transición será distinta para cada uno de ellos.

Es importante mencionar que de acuerdo al Censo de Población y Vivienda 2020 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), existe un pequeño apartado que menciona a la población contabilizada que no tiene una vivienda en CDMX y que considera dos rangos de edad:

  • Menores de 15 años: 21 contabilizados
  • De 15 a 29 años: 298 contabilizados.

Sin embargo, el último Censo de Población Callejera por parte del Gobierno de la Ciudad de México se realizó en 2017 y sólo contabilizaron a 135 menores de 18 años viviendo en calle.

Estos datos tienen que ver con la invisibilización que viven actualmente los niños de la calle, pues se requieren de censos actualizados que ayuden a las organizaciones a mejorar, no sólo la calidad de vida, sino también a prevenir que existan más generaciones en este contexto.

 

La vida en calle como un proceso no lineal

En Fundación Pro Niños reconocemos que la vida en calle es un proceso complejo y no siempre lineal; atender el fenómeno es comprender desde sus dimensiones conceptuales hasta las prácticas cotidianas que se encarnan en las experiencias de vida de las personas.

Para fines prácticos, retomamos las cinco etapas del proceso de callejerización que propone la investigadora y docente Danielle Strickland:

  1. El nomadismo y el encuentro: las primeras salidas del hogar, donde NNAJ serán nómadas en el espacio público hasta encontrar un grupo al cual puedan integrarse.
  2. El festejo: donde los NNAJ encuentran gustoso el estar en calle disfrutando de la libertad y la independencia que esta les puede brindar con respecto a las vivencias de las que regularmente huyen en casa.
  3. La profesionalización: se le conoce como el clímax de la vida callejera debido a que los NNAJ ya saben cuáles son las estrategias para sobrevivir en calle, tiene un apodo y es reconocido, dando como resultado un sentido de pertenencia y posición en su grupo.
  4. La crisis del futuro: en esta etapa el NNAJ se encuentra sin oportunidades y sin esperanzas para el futuro después de haber pasado algún evento que atentara en contra de su integridad; puede ser un accidente o algún episodio desafortunado derivado del consumo de drogas.
  5. La juventud callejera: es la culminación del proceso de arraigo a la calle, donde la identidad callejera domina a la persona.

Realizado por: Formación e Innovación Educativa.

 

Fuentes consultadas:

 

 

¿A qué peligros se enfrentan los niños de la calle? 

¿A qué peligros se enfrentan los niños de la calle? 

 

Los niños de la calle se enfrentan cotidianamente a peligros que pueden ser inconcebibles para nosotros, es por ello que en este artículo te contamos acerca de cuáles son los principales. ¡Sigue leyendo!

Niños, niñas, adolescentes y jóvenes en situación de calle ante la invisibilidad.*

Los “niños de la calle” es un término que se popularizó en México a finales de la década de los 60’s. Sin embargo, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha cambiado este término por “niños y niñas en situación de calle”[1] debido a que la imagen que se tenía de estos se ha transformado en el imaginario colectivo actual.

La imagen de un niño o una niña de la calle desaliñado y con zapatos rotos ha quedado atrás. En la actualidad, los niños, niñas, adolescentes y jóvenes en situación de calle se encuentran invisibilizados porque visten ropa y llevan estilos como los de cualquier persona de su edad. A estos factores de invisibilización se suman los cambios en los grupos y redes a los que pertenecen: hasta hace 20 años podíamos encontrar en las calles grupos de niños o niñas de edades similares en un mismo punto. Sin embargo, con el paso del tiempo y el cambio en las dinámicas propias de la calle, los grupos se han vuelto heterogéneos no solo en apariencia, sino también en actividades.

 

¿Cuáles son los peligros de la calle para niños, niñas, adolescentes y jóvenes?

Los niños de la calle -o en situación de calle- se enfrentan a diversos peligros cotidianos que además de tener implicaciones negativas en su desarrollo integral óptimo, vulneran el ejercicio pleno de sus Derechos Humanos. Entre ellos podemos encontrar:

  • Falta de acceso a la educación. Para niños, niñas, adolescentes y jóvenes en situación de calle acceder a la educación formal no es sencillo: seguramente te estarás preguntando el por qué y la respuesta es muy amplia y compleja, aunque podemos priorizar el hecho de que la pobreza es el primer factor influyente para que este derecho se vea vulnerado. Hasta 2018, uno de cada dos menores de edad se encontraba en situación de pobreza, mientras que el 49.6% del total de NNA (0-17 años) (19.5 millones) eran pobres. (CONEVAL, 2020).

 

  • Trabajo infantil. El trabajo que realizan niños, niñas, adolescentes y jóvenes en situación de calle puede influir significativamente en el arraigo a la vida en calle al convertirse en uno de sus medios prioritarios para la supervivencia en este contexto. El trabajo infantil también constituye una violación a sus DDHH, limitando su crecimiento saludable y convirtiéndose además en un obstáculo para el acceso a la educación. Según la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil de 2022, 3.7 millones de niños, niñas y adolescentes entre 5 y 17 años de edad realizan ocupaciones no permitidas y/o quehaceres domésticos no adecuados.

 

  • La desigualdad social. El mayor de los peligros a los que se enfrenta toda persona en situación de calle, pues supone una diferencia en el acceso a distintos espacios, oportunidades, bienes y servicios; representa el principal obstáculo para el ejercicio pleno de los DDHH, pues presenta falta de protección en la inseguridad alimentaria, las oportunidades laborales de sus padres o cuidadores, la desigualdad económica y la calidad educativa (Unicef, 2017).

 

En resumen, como se puede leer, los peligros que se viven en la calle son condiciones y fenómenos complejos que van más allá de lo perceptible y es por ello que te invitamos a sumarte al conocer en nuestras redes el trabajo que Fundación Pro Niños lleva a cabo para influir positivamente en la calidad de vida de niños, niñas, adolescentes y jóvenes en condiciones de vulnerabilidad social.

 

¡Conoce como puedes ayudar a mejorar la calidad de vida de más niños, niñas, adolescentes y jóvenes! ¡Súmate!

Realizado por: Formación e Innovación Educativa.

[1] https://www.ohchr.org/es/children/children-street-situations

https://www.redalyc.org/pdf/310/31041172009.pdf

Fuentes.

ACNUDH (2017). Niños en situación de calle. El ACNUDH y los niños. Disponible en https://www.ohchr.org/es/children/children-street-situations

Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (2020). Informe de Pobreza y Evaluación 2020. Ciudad de México. Disponible en https://www.unicef.org/mexico/media/1001/file/UNICEF_ENIM2015.pdf

INEGI (2023). Encuesta Nacional de Trabajo Infantil 2022. México. Disponible en https://www.inegi.org.mx/contenidos/programas/enti/2022/doc/enti_2022_presentacion_resultados.pdf

Unicef (2017). Programa Inclusión Educativa. La educación debe celebrar y respetar las diferencias culturales y étnicas de México. Disponible en https://www.unicef.org/mexico/inclusi%C3%B3n-educativa

Aprendiendo de y en la calle

Aprendiendo de y en la calle

En recientes semanas comenzamos nuestra colaboración con MobileSchool, una organización con sede en Bélgica que apoya la educación para niños, niñas, adolescentes y jóvenes en situación de calle con una propuesta innovadora de intervención centrada en potencializar la autoestima a través del juego, la interacción y el aprendizaje continuo. Actualmente está presente en 36 países de Europa, Latinoamérica, África y Asia apoyando la labor de educadores de calle para la promoción de los Derechos Humanos de poblaciones altamente vulneradas.

Para lograrlo, cuenta con 4 estrategias de las que haremos uso para potencializar nuestro trabajo en el espacio público y en comunidades:

  • StreetSmart Impact. Una aplicación móvil que nos permitirá medir el impacto de nuestras intervenciones educativas de manera muy sencilla e intuitiva a través del celular.
  • StreetSmart Play. Es una plataforma interactiva para compartir contenido con una amplia selección de actividades educativas que podremos implementar con nuestra población. ¡Todas las organizaciones que trabajan con MobileSchool han aportado sus propias actividades para enriquecer el trabajo colaborativo!
  • StreetSmart Learn. Una plataforma virtual de capacitación para educadores que nos ayudará a mantener siempre actualizado nuestro quehacer profesional.
  • StreetSmart Wheels. También lo llamamos Escuela Móvil y es una pizarra transportable con una gran cantidad de actividades, juegos y láminas para fomentar el desarrollo integral de la población que atendemos.

¿Por qué una Escuela Móvil como parte de nuestras actividades?

Desde hace 30 años, Pro Niños se ha destacado por mantenerse siempre como una organización innovadora en cuanto al trabajo de calle, sin olvidar nuestra misión de ser un espacio transitorio entre ésta y una vida digna. Utilizar esta nueva herramienta nos permitirá no solo llegar a más lugares, también sino afinar nuestras habilidades de intervención para promover espacios seguros y amigables para los niños, niñas y adolescentes que se encuentran en condiciones de vulnerabilidad social.

En Fundación Pro Niños estamos seguros que esta alianza nos traerá grandes beneficios, pero sobre todo impulsará una mejor calidad de vida para más personas. ¡Espera más noticias pronto!

Historias de Vida de N*

Historias de Vida de N*

Desde el 2021 atendemos, a través del Programa de Atención a Familias, a *N de 26 años, y a su hija, de 4 años. 

*N es una mujer tenaz, trabajadora, perseverante y puntual, pero estricta con ella. Durante el tiempo que la hemos acompañado, se observa un cambio significativo en su estilo de vida. Ahora ha desarrollado habilidades que fortalecen su autoestima y ha logrado transformar la percepción que tenía de ella misma.  Por otro lado, ha desarrollado habilidades de crianza positiva que le permite buscar alternativas para resguardar la seguridad de su hija. 

Su hija ahora puede desarrollarse en un entorno familiar más seguro, predecible y favorecedor para su desarrollo.  

 “Quisiera poder ofrecerle a mi hija, una versión mejorada de madre y para ello, yo necesito cambiar, para bien de las dos” *N. 

*No mostramos el nombre completo por respeto a su identidad. 

Te invitamos a conocer el Programa Atención a Familias:

Atención a familias – Fundación Pro Niños de la Calle I.A.P. (proninosdelacalle.org.mx)

Talleres Programa Atención a Familias – YouTube

 

Derechos de los niños

Derechos de los niños

Además de los derechos que se establecen en la Declaración Universal de Derechos Humanos, los niños, niñas y adolescentes tienen derechos adicionales que reconocen necesidades especiales para ayudarlos a sobrevivir y desarrollar todo su potencial. Estos derechos denominados de los niños y adolescentes cubren aspectos sociales, económicos, culturales, civiles y políticos propios de los niños, niñas y adolescentes.

Un niño es reconocido y descrito por la Convención de los Derechos del Niño de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como todo ser humano menor de 18 años; particularmente en México la CNDH tiene la distinción entre niño y adolescente, siendo niños todas las personas menores de 12 años y adolescentes todas aquellas menores de 18 años y mayores de 11 años.

Los derechos de las niñas, niños y adolescentes incluyen el derecho a la salud, la educación, la vida familiar, el juego y la recreación, un nivel de vida adecuado y la protección contra abusos y daños. Es decir, que los derechos de los niños, niñas y adolescentes están enfocados en cubrir las necesidades de desarrollo propias de su edad.

¿Qué son los derechos de los niños?

Como anteriormente dijimos, los derechos de los niños, niñas y adolescentes son aquellos que independientemente de su edad, raza, sexo, riqueza o lugar de nacimiento, tienen todos aquellos seres humanos menores de 18 años, estos derechos están reconocidos de forma universal y respaldados por distintas instituciones, leyes y acuerdos, tanto a nivel nacional como de forma global.

La Organización de las Naciones Unidas, ONU establece que los niños tienen derecho a una protección y asistencia especiales, esto debido a que se les considera con mayor vulnerabilidad que los adultos. De acuerdo con la Convención sobre los Derechos del Niño, estos tienen derecho a crecer pacíficamente con dignidad, tolerancia, libertad, igualdad y solidaridad, y todas las naciones tienen la responsabilidad de brindar estos derechos.

¿Cuáles son los derechos de los niños?

Independientemente de que la legislación de cada país puede ampliar o modificar la lista de derechos y en apariencia ser distinta, entre naciones, de forma general y en congruencia con la Convención sobre los Derechos del Niño, los derechos fundamentales y universales para los niños son:

  • Derecho a la no discriminación:

    Todos los niños tienen los derechos establecidos en la Convención sobre los Derechos del Niño, sin importar quiénes son, dónde viven, qué idioma hablan, cuál es su religión, qué piensan, cómo se ven, si son niños o niñas, si tienen alguna discapacidad, si son ricos o pobres, y no importa quiénes sean sus padres o familias o lo que crean o hagan sus padres o familias.

  • Derecho al interés superior del niño:

    En las tomas de decisiones, todos los adultos deben pensar en cómo pueden afectar a los niños y priorizar ante cualquier decisión el bienestar de los niños.

  • Realización de los derechos:

    Los gobiernos deben hacer todo lo posible para asegurarse de que cada niño en sus países pueda disfrutar de todos los derechos en esta Convención.

  • Orientación familiar durante el desarrollo de los niños:

    Los gobiernos deben dejar que las familias y las comunidades guíen a sus hijos para que, a medida que crezcan, aprendan a utilizar sus derechos de la mejor manera.

  • Derecho a la supervivencia y desarrollo de la vida:

    Todo niño tiene derecho a estar vivo. Los gobiernos deben asegurarse de que los niños sobrevivan y se desarrollen de la mejor manera posible.

  • Derecho a un nombre y nacionalidad:

    Los niños deben ser registrados cuando nacen y deben recibir un nombre reconocido oficialmente por el gobierno. Los niños deben tener una nacionalidad (pertenecer a un país). Siempre que sea posible, los niños deben conocer a sus padres y ser atendidos por ellos.

  • Derecho a la Identidad:

    Los niños tienen derecho a su propia identidad: un registro oficial de quiénes son que incluye su nombre, nacionalidad y relaciones familiares. Nadie debería quitarles esto, pero si esto sucede, los gobiernos deben ayudar a los niños a recuperar rápidamente su identidad.

  • Derecho a mantener unidas a las familias:

    Los niños no deben ser separados de sus padres a menos que no estén siendo debidamente atendidos, por ejemplo, si uno de los padres lastima o no cuida a un niño. Los niños cuyos padres no viven juntos deben permanecer en contacto con ambos padres a menos que esto pueda dañar al niño.

  • Derecho al contacto con los padres en todos los países:

    Si un niño vive en un país diferente al de sus padres, los gobiernos deben permitir que el niño y sus padres viajen para que puedan mantenerse en contacto y estar juntos.

  • Derecho a la protección contra secuestro:

    Los gobiernos deben impedir que los niños sean sacados del país cuando esto va en contra de la ley, por ejemplo, ser secuestrados por alguien o retenidos en el extranjero por uno de los padres cuando el otro padre no está de acuerdo.

  • Derecho al respeto por las opiniones de los niños:

    Los niños tienen derecho a opinar libremente sobre los asuntos que les afectan. Los adultos deben escuchar y tomar a los niños en serio.

  • Derecho a compartir pensamientos libremente:

    Los niños tienen derecho a compartir libremente con otros lo que aprenden, piensan y sienten, hablando, dibujando, escribiendo o de cualquier otra forma, a menos que perjudique a otras personas.

  • Derecho a la libertad de pensamiento y religión:

    Los niños pueden elegir sus propios pensamientos, opiniones y religión, pero esto no debe impedir que otras personas disfruten de sus derechos. Los padres pueden orientar a los hijos para que, a medida que crezcan, aprendan a utilizar adecuadamente este derecho.

  • Derecho a crear o unirse a grupos:

    Los niños pueden unirse o crear grupos u organizaciones, y pueden reunirse con otros, siempre que esto no perjudique a otras personas.

  • Derecho a la protección de la privacidad:

    Todo niño tiene derecho a la privacidad. La ley debe proteger la privacidad, la familia, el hogar, las comunicaciones y la reputación (o el buen nombre) de los niños de cualquier ataque.

  • Derecho al acceso a la información:

    Los niños tienen derecho a obtener información de Internet, radio, televisión, periódicos, libros y otras fuentes. Los adultos deben asegurarse de que la información que reciben no sea dañina. Los gobiernos deben alentar a los medios de comunicación a compartir información de muchas fuentes diferentes, en idiomas que todos los niños puedan entender.

  • Derecho a la responsabilidad de los padres:

    Los padres son los principales responsables de la crianza de un niño. Cuando el niño no tiene padres, otro adulto tendrá esta responsabilidad y se le llama “tutor”. Los padres y tutores siempre deben considerar qué es lo mejor para ese niño. Los gobiernos deberían ayudarlos. Cuando un niño tiene ambos padres, ambos deben ser responsables de criarlo.

  • Derecho a la protección contra la violencia:

    Los gobiernos deben proteger a los niños de la violencia, el abuso y el abandono de cualquiera que los cuide.

  • Derechos de los niños sin familia:

    Todo niño que no pueda ser atendido por su propia familia tiene derecho a ser atendido adecuadamente por personas que respeten la religión, la cultura, el idioma y otros aspectos de la vida del niño.

  • Derechos de los niños que son adoptados:

    Cuando se adoptan niños, lo más importante es hacer lo mejor para ellos. Si un niño no puede ser atendido adecuadamente en su propio país, por ejemplo, viviendo con otra familia, entonces podría ser adoptado en otro país.

  • Derechos de los niños refugiados:

    Los niños que se mudan de su país de origen a otro país como refugiados (porque no era seguro para ellos quedarse allí) deben recibir ayuda y protección y tener los mismos derechos que los niños nacidos en ese país.

  • Derecho de los niños con discapacidad:

    Todo niño con discapacidad debe disfrutar de la mejor vida posible en la sociedad. Los gobiernos deben eliminar todos los obstáculos para que los niños con discapacidad sean independientes y participen activamente en la comunidad.

  • Derecho a la salud, agua, alimentación, medio ambiente:

    Los niños tienen derecho a la mejor atención médica posible, agua limpia para beber, alimentos saludables y un entorno limpio y seguro para vivir. Todos los adultos y niños deben tener información sobre cómo mantenerse seguros y saludables.

  • Derecho a la revisión de la colocación de un niño:

    Cuando un niño ha sido ubicado en algún lugar fuera de casa, para su cuidado, protección o salud, el Estado deberá revisar su situación regularmente para ver si todo va bien y si ese sigue siendo el mejor lugar para que el niño esté.

  • Derecho a la ayuda social y económica:

    Los gobiernos deberían proporcionar dinero u otro tipo de apoyo para ayudar a los niños de familias pobres.

  • Derecho a comida, ropa, un hogar seguro:

    Los niños tienen derecho a la alimentación, el vestido y un lugar seguro donde vivir para que puedan desarrollarse de la mejor manera posible. El gobierno debería ayudar a las familias y los niños que no pueden pagar esto.

  • Derecho al acceso a la educación:

    Todo niño tiene derecho a la educación. La educación primaria debe ser gratuita. La educación secundaria y superior debe estar disponible para todos los niños. Se debe alentar a los niños a que vayan a la escuela al más alto nivel posible. La disciplina en las escuelas debe respetar los derechos de los niños y nunca usar la violencia.

  • Derecho a objetivos de la educación:

    La educación de los niños debe ayudarlos a desarrollar plenamente su personalidad, sus talentos y sus habilidades. Debe enseñarles a comprender sus propios derechos ya respetar los derechos, las culturas y las diferencias de otras personas. Debería ayudarlos a vivir en paz y proteger el medio ambiente.

  • Derecho a la cultura, idioma y religión de las minorías:

    Los niños tienen derecho a usar su propio idioma, cultura y religión, incluso si la mayoría de las personas en el país donde viven no las comparten.

  • Derecho al descanso, juego, cultura, artes:

    Todo niño tiene derecho a descansar, relajarse, jugar y participar en actividades culturales y creativas.

  • Derecho a la protección contra el trabajo nocivo:

    Los niños tienen derecho a ser protegidos de realizar trabajos peligrosos o perjudiciales para su educación, salud o desarrollo. Si los niños trabajan, tienen derecho a estar seguros y recibir un salario justo.

  • Derecho a la protección contra drogas nocivas:

    Los gobiernos deben proteger a los niños de consumir, fabricar, transportar o vender drogas nocivas.

  • Derecho a la protección contra el abuso sexual:

    El gobierno debe proteger a los niños de la explotación sexual (aprovecharse de ellos) y el abuso sexual, incluso por parte de personas que obligan a los niños a tener relaciones sexuales a cambio de dinero, o que les hacen fotografías o películas sexuales.

  • Derecho a la prevención de la venta y el tráfico:

    Los gobiernos deben asegurarse de que los niños no sean secuestrados, vendidos o llevados a otros países o lugares para ser explotados (aprovechados).

  • Derecho a la protección contra la explotación:

    Los niños tienen derecho a ser protegidos de todos los demás tipos de explotación (aprovechamiento), incluso si estos no se mencionan específicamente en esta Convención.

  • Derechos de los niños detenidos:

    Los niños acusados ​​de infringir la ley no deben ser asesinados, torturados, tratados con crueldad, encarcelados para siempre o encarcelados con adultos. La prisión siempre debe ser la última opción y solo por el menor tiempo posible. Los niños en prisión deben tener ayuda legal y poder mantenerse en contacto con su familia.

  • Derecho a la protección en la guerra:

    Los niños tienen derecho a ser protegidos durante la guerra. Ningún niño menor de 15 años puede alistarse en el ejército o participar en la guerra.

  • Derecho a la recuperación y reintegración:

    Los niños tienen derecho a recibir ayuda si han sido heridos, abandonados, maltratados o afectados por la guerra, para que puedan recuperar su salud y dignidad.

  • Derechos de los niños que violan la ley:

    Los niños acusados ​​de infringir la ley tienen derecho a asistencia letrada ya un trato justo. Debería haber muchas soluciones para ayudar a estos niños a convertirse en buenos miembros de sus comunidades. La prisión debería ser sólo la última opción.

  • Derecho a aplicar la mejor ley para los niños:

    Si las leyes de un país protegen los derechos de los niños mejor que esta Convención, entonces se deben usar esas leyes.

  • Todos deben conocer los derechos de los niños:

    Los gobiernos deben informar activamente a niños y adultos sobre esta Convención para que todos conozcan los derechos de los niños.

¿Cuáles son los derechos de los niños en México?

Para México, se consideran además de la Convención sobre los Derechos del Niño, otros ordenamientos como la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y La Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, lo que modifica la lista de derechos quedando se la siguiente forma:

  • Derecho a la vida, a la supervivencia y al desarrollo:

    Todas las niñas, niños y adolescentes deben disfrutar de una vida plena en condiciones acordes a su dignidad; tampoco deberán ser utilizados en conflictos armados o violentos.

  • Derecho a la Prioridad:

    Tienen derecho a que se les asegure prioridad en cuanto a protección y socorro ante cualquier eventualidad, así como ser atendidos antes que cualquier adulto en todos los servicios.

  • Derecho a la Identidad:

    Tienen derecho a contar con un nombre y los apellidos que le correspondan, así como a ser inscritos inmediatamente al Registro Civil, contar con una nacionalidad y preservar su identidad.

  • Derecho a vivir en familia:

    Tienen derecho a vivir con su familia y a no ser separados de las personas que ejerzan la patria potestad; en caso de que sus familias estén separadas, tienen derecho a mantener contacto con sus familiares de manera regular.

  • Derecho a la Igualdad Sustantiva:

    Tienen derecho al mismo trato y oportunidades para el goce de sus derechos; las autoridades deben establecer políticas orientadas a eliminar los obstáculos para la igualdad de acceso y oportunidades a la alimentación, educación y atención médica.

  • Derecho a No ser Discriminado:

    Niñas, niños y adolescentes tienen derecho a no ser sujetos de discriminación, limitación o restricción de sus derechos.

  • Derecho a vivir en Condiciones de Bienestar y a un Sano Desarrollo Integral:

    Tienen derecho a vivir en un medio ambiente sano y sustentable y en condiciones que permitan su desarrollo, bienestar, crecimiento saludable y armonioso.

  • Derecho de Acceso a una Vida Libre de Violencia y a la Integridad Personal:

    Tienen derecho a una vida libre de violencia y a que se resguarde su integridad personal; las autoridades tomarán las medidas para prevenir, atender y sancionar casos en que niñas, niños y adolescentes se vean afectados por conductas como el descuido, la negligencia, la trata, trabajo infantil o coacción a participar en algún delito.

  • Derecho a la protección de la Salud y a la Seguridad Social:

    Todas las niñas, niños y adolescentes tienen derecho a gozar del más alto nivel posible de salud y a recibir la prestación de servicios de atención médica de gratuita y de calidad.

  • Derecho a la Inclusión de Niñas, Niños y Adolescentes con Discapacidad:

    Tienen derecho a disfrutar de los derechos contenidos en la Ley, la Constitución y Tratados Internacionales; así como vivir incluidos en la comunidad y en igualdad de condiciones que las demás niñas, niños y adolescentes.

  • Derecho a la Educación:

    Tienen derecho a una educación de calidad que contribuya al conocimiento de sus propios derechos y basada en un enfoque de derechos humanos e igualdad sustantiva.

  • Derecho al Descanso y el Esparcimiento:

    Tienen derecho al descanso, al esparcimiento, al juego,

  • Derecho de la Libertad de Convicciones Éticas, Pensamiento, Conciencia, Religión y Cultura:

    Tienen derecho a disfrutar libremente de su lengua, usos y costumbres, prácticas culturales, religión, recursos y formas específicas de organización social.

  • Derecho a la Libertad de Expresión y Acceso a la Información:

    Conlleva a que se tome en cuenta su opinión respecto de los asuntes que les afecten directamente, a sus familias o comunidades.

  • Derecho a la Participación:

    Las autoridades están obligadas a disponer e implementar mecanismos que garanticen la participación permanente y activa de niñas, niños y adolescentes en ámbitos familiar, escolar, social o comunitario.

  • Derecho de Asociación y Reunión:

    Todas las niñas, niños y adolescentes tienen derecho a asociarse y reunirse.

  • Derecho a la Intimidad:

    Tienen derecho a la intimidad personal y la protección de sus datos personales.

  • Derecho a la Seguridad Jurídica y al Debido Proceso:

    Todas las autoridades que sustancien procedimientos de carácter jurisdiccional o administrativo o que realicen cualquier acto de autoridad, garantizarán el interés superior de la niñez.

  • Derecho de Niñas, Niños y Adolescentes Migrantes:

    Las autoridades de todos los órdenes deberán proporcionar servicios y protección correspondientes a niñas, niños y adolescentes migrantes.

  • Derecho de acceso a las Tecnologías de la Información y comunicación sin discriminación de ningún tipo o condición.

¿Por qué son importantes los derechos de los niños?

En el mundo existen alrededor de 2.300 millones de niños, es decir casi una tercera parte de la población humana. Como anteriormente se ha comentado, los derechos del niño están consagrados en la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño (UNCRC) de 1989, el tratado de derechos humanos más ratificado del mundo.

Los derechos de los niños son importantes por muchas razones, una de ellas es que los niños son individuos, aun que para muchas personas nos parezca lógico, existen situaciones en las cuales los niños tienden a ser considerados objetos o propiedad de los padres, por tal motivo es importante destacar que los niños no son propiedad de nadie y tienen el mismo estatus que cualquier otra persona como miembro de una familia una sociedad.

Otro motivo que podemos destacar es que los niños inician su vida en un estado total de vulnerabilidad, lo que los hace totalmente dependientes de personas adultas, en este sentido es importante tener muy claro que los niños a pesar de no tener la capacidad de manifestarse de forma adecuada o depender de alguien más, tienen derechos que no pueden ser vulnerados de ninguna forma, además de que deben ser criados y cuidados para lograr una vida plena.

Además, uno de los motivos más importantes es que las experiencias más tempranas de los niños influyen significativamente en su desarrollo futuro, por lo que lo que el curso de su desarrollo determina su contribución o costo a la sociedad a lo largo de sus vidas. En este sentido, resulta indispensable establecer lineamientos universales, para la sociedad en general, que garanticen que los niños, niñas y adolescentes contarán con las disposiciones jurídicas universales que apunten a un futuro digno y pleno.

Leyes que protegen a los niños, niñas y adolescentes en México

En México existen tres ordenamientos que establecen los lineamientos en materia de derechos para la niñez y la adolescencia, en primer lugar está la Convención sobre los Derechos del Niño, que es un tratado internacional de la Organización de las Naciones Unidas que consta de 54 artículos y fue ratificado por 197 estados miembros el día 20 de noviembre del año 1989, entrando en vigor el 2 de septiembre de 1990. Este tratado enfatiza que los niños tienen los mismos derechos que los adultos y subraya aquellos que se desprenden de su especial condición de seres humanos que, por no haber alcanzado el pleno desarrollo físico y mental, requieren de protección especial.

Por otro lado, en México tenemos la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos la cual establece varios lineamientos que hacen referencia a la protección y derechos de los niños, entre estos artículos tenemos el artículo 4, el cual a la letra dice:

“Toda familia tiene derecho a disfrutar de vivienda digna y decorosa. La ley establecerá los instrumentos y apoyos necesarios a fin de alcanzar tal objetivo. Los niños y las niñas tienen derecho a la satisfacción de sus necesidades de alimentación, salud, educación y sano esparcimiento para su desarrollo integral.”

Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes

Como ley complementaria en materia de derechos de los niños, tenemos la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes la cual se publicó el 4 de diciembre del 2014 en el Diario Oficial de la Federación y es aplicable a las 32 entidades federativas del Estado Mexicano.

Además de estos ordenamientos, en México tenemos también instituciones que protegen y velan por los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

¿Te interesa saber más acerca de los derechos de las niñas, niños y adolescentes?

Te invitamos a suscribirte a nuestro boletín.

 

Adolescencia desde la perspectiva de Pro Niños

Adolescencia desde la perspectiva de Pro Niños

Pro Niños ha centrado sus acciones en la restitución de derechos con adolescentes que han tenido a lo largo de su historia de vida que enfrentar severas carencias y se han visto sometidos a condiciones de exclusión y violencias múltiples.

Es así que, como primer paso, buscamos entenderles por lo que hemos aprendido a verles no como un grupo homogéneo, simplemente definido por cambios fisiológicos y hormonales determinados por pertenecer a un grupo etario, sino como individuos con diferencias sustantivas, en proceso de construcción de su identidad, de sus conexiones con un mundo que en general ha sido hostil, pero que desde sus múltiples capacidades puede ser resignificado para abrir paso a opciones de vida digna.

jovenes fundacion pro ninos

Para atenderles aceptamos el reto de aprender a establecer con ellos relaciones más simétricas, más curiosas y respetuosas de nuestras diferencias y de nuestras distintas perspectivas, cuidando que nuestra adscripción al mundo de los adultos no signifique creer que todo lo sabemos o que somos quienes tenemos la última palabra. Hemos aprendido que es desde la asimetría que nuestra sociedad impone en las relaciones de los adultos con los más jóvenes, donde se hace imposible plantear el reto de la definición de la propia identidad sino como pelea y oposición.

En Pro Niños nos gusta más bien cuidar los espacios donde los adolescentes exploran sus experiencias, sus sentimientos, donde encuentran un lugar de pertenencia y conexión segura; sabemos que si ofrecemos ambientes seguros ellos pueden desplegar todas sus habilidades, crear relaciones significativas y mantener su interés en participar en los contextos sociales que en otro momento les dieron la espalda.

Es nuestra esperanza que al cuidar los espacios de participación de los adolescentes estemos contribuyendo a la construcción de entornos menos injustos, al desarrollo de una ciudadanía más consciente y participativa. Esto ayudará a revertir el daño que la falta de cuidado y respeto por los otros nos está haciendo a todos, evidenciado principalmente por la destrucción del tejido social y las múltiples violencias que sufrimos cotidianamente.